El segundo faro de Torre del Mar por Jesús Hurtado Navarrete

Damos paso al segundo de los cinco faros que ha habido en la localidad de Torre del Mar. La investigación corre a cargo de Jesús Hurtado Navarrete, un polifacético periodista, que actualmente compagina el deporte de su ciudad de residencia con la búsqueda de información sobre los faros que ha habido en esta localidad malagueña.

Segundo faro de Torre del Mar

Tras la desaparición del primer faro, se ubicaría otro de manera provisional, como se puede apreciar en la foto, en un castillete de madera y adobe donde se colocó provisionalmente la luz y que estaba ubicado junto a unas pequeñas viviendas algo más cerca del pueblo. Lo que se pensaba sería provisional, al final duraría bastantes años.

Buceando en las hemerotecas digitales de varios diarios nacionales (La Vanguardia y ABC), Jesús encontró reseñas de sucesos importantes acaecidos en el faro o en sus inmediaciones.

Así, el domingo 26 abril de 1885, el faro provisional torreño con su orientación, favorece y ayuda al salvamento en las mismas aguas de Torre del Mar, del choque en la madrugada del viernes 24 del vapor inglés «Minerva», que había salido de Málaga, con la goleta inglesa «María Luisa», quedando rota la proa de ésta y siendo necesario remolcarla al puerto. De igual manera junto al faro de Torrox, comunicaron y ayudaron en el naufragio del «Juheam» el 26 de enero de 1916 y el posterior salvamento de varios marineros.

Por ese tiempo ya le había sucedió a Anselmo Vilar Coria, el torrero encargado del faro de Torrox,  Tomás García Ruiz (1908-16) y poco después, ya como farero primero su hijo, Anselmo Antonio Vilar García.

No sería hasta finales de 1928, cuando nacería el proyecto del que casi se pensaba, que sería el faro definitivo, el tercero en esta cronología que reseñamos.

El primer faro de Torre del Mar por Jesús Hurtado Navarrete (2ª parte)

Seguimos contándoos la verdadera historia de los cinco faros que ha habido en la localidad de Torre del Mar. La investigación corre a cargo de Jesús Hurtado Navarrete, un polifacético periodista, que actualmente compagina el deporte de su ciudad de residencia con la búsqueda de información sobre los faros que ha habido en esta localidad malagueña.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es JHN-3.png

Primer faro de Torre del Mar

La torre según las dos únicas fotos que se conservan y que proceden del libro “Faros y Señales Marítimas” obra de Juan Gutiérrez Gracia (Madrid 1926), nos muestra la visita de personal en 1878 para una revisión de luces. Este era de forma troncocónica y constaba de dos pisos de ladrillo amplio visible. Tenía una altura de 12,6 metros sobre el nivel del mar y 10,9 sobre el terreno.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es JHN-1.png

Su linterna y pedestal eran de origen francés, de la marca Sautter. Estaba dotada de una pionera óptica catadióptrica y montada originalmente en una lámpara de émbolo que quemaba aceite de oliva y que, según algunas anotaciones encontradas, llegaba de la localidad de Periana. Se sabe que de estas características se montaron otros faros en el litoral español: Silleiro, Ribadeo, Torrox, Adra, e incluso el primero existente en Las Palmas de Gran Canaria.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es JHN-2.png

Según los pocos datos que ha podido rescatar Jesús en los archivos de la Autoridad Portuaria de Málaga y por diferentes publicaciones aparecidas en prensa, se sabe que el primer encargado del faro torreño, fue el gallego nacido en la provincia de Lugo, Anselmo Vilar Coira, según designación del entonces Servicio Central de Señales Marítimas.

Antiguamente la misión de estos primeros torreros como en principio se les denominaba, era muy esclava. Tenían que velar toda la noche, porque la luz (generada por la quema de aceite, después parafina y poco más tarde petróleo) no se apagase u originase algún incendio. Después, ya de día tenían que limpiar todo lo quemado y rellenar los depósitos del combustible.

El primer faro de Torre del Mar por Jesús Hurtado Navarrete (1ª parte)

Vamos a contaros la verdadera historia de los cinco faros que ha habido en la localidad de Torre del Mar. La investigación corre a cargo de Jesús Hurtado Navarrete, un polifacético periodista, que actualmente compagina el deporte de su ciudad de residencia con la búsqueda de información sobre los faros que ha habido en esta localidad malagueña.

Primer faro de Torre del Mar

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Recorte-prensa-TM.jpg

El primer faro que se conoce en Torre del Mar, de los denominados de tráfico (los de Málaga y Marbella son de recalada) fue proyectado y construido a finales de octubre de 1863. Estrenando sus primeras luces como se aprecia en reseñas de prensa, el 15 de marzo de 1864.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ubicacion-primer-faro.png

Estaba situado en la desembocadura del río Vélez (mal denominado en algunas publicaciones como Almanzora, quizás por la cercanía de la pedanía de Almayate) y estaba distante 26 brazas de la orilla del mar, lo que traería nefastas consecuencias para su integridad. Durante sus primeros años de funcionamiento, las crecidas y los temporales llegaban a incomunicarlo durante varios días, mientras las aguas azotaban una escollera que se construyó para protegerle además de otras barreras que lo flanqueaban formadas por cañas y estacas.

Al final, un temporal de los más grandes que se conocen en Málaga, en enero de 1880, ocasionó la destrucción completa del edificio y la ruina total de la torre que como era previsible, se lo llevó el mar muy a pesar de dos espigones que lo flanqueaban y sustentaban, así como otras barreras formadas por cañas y gruesas estacas.

La verdadera historia de los faros de Torre del Mar por Jesús Hurtado Navarrete

Iniciamos una serie de entradas en las que os vamos a contar la verdadera historia de los cinco faros que ha habido en la localidad de Torre del Mar. En esta entrega os vamos a presentar al autor de la investigación que además hace una breve introducción para contextualizar los textos que os mostraremos de forma cronológica.

Jesús Hurtado Navarrete, un polifacético periodista que actualmente compagina el deporte de su ciudad de residencia con la búsqueda de información sobre los faros que ha habido en esta localidad malagueña. Sus inicios fueron en la música, acudiendo a numerosos conciertos de grupos de primer nivel para cubrir sus giras por España. Escribió un libro llamado “100 años del futbol andaluz”. Además, es el historiador oficial del Vélez club de fútbol.

Hay que destacar también que Jesús es el autor del artículo sobre Anselmo García, farero durante la famosa y trágica Desbandá, pero no adelantemos acontecimientos y dejemos que sea él quien nos cuente toda la historia.

Un apunte más antes de dar paso a esta fascinante historia. Las fotos que os mostramos las ha conseguido Jesús en exclusividad tras numerosas peticiones a diversos estamentos o por colaboraciones desinteresadas. Jesús nos hace partícipes de la verdadera historia de los…

FAROS DE TORRE DEL MAR

La legendaria fascinación del mar tiene sus más luminosos puntos de exclamación en los faros, los denominados ingredientes del atractivo mítico capaces de desbordar sus características meramente técnicas por el romanticismo del mar y la soledad.

Prueba de ello es la multiplicación que en los últimos tiempos hemos podido leer en algunos periódicos sobre las peticiones de distintos municipios a fin de recuperar, para uso público, aquellos faros que ya no sean ocupados por las autoridades responsables del control de la navegación, superados por los actuales sistemas electrónicos conocidos por GPS.

Así en el tiempo, desde finales del siglo XIX, en la costa malagueña se levantaron seis faros para guiar a los marinos que se acercaban: el de Málaga (1814), Punta Doncella en Estepona (1861), Marbella (1864), Punta de Calaburras en Mijas (1863), Torre del Mar (1864) y el de Torrox (1864). La mayoría de ellos, son obra del ingeniero, Antonio Molina, salvo la popularmente conocida como “La Farola” de Málaga obra de Joaquín María Pery y Guzmán.

La localidad de Torre del Mar es actualmente la que más faros ha tenido, además de la que, por diferentes razones, más mudó en su ubicación, por encima de Adra en Almería o la isla canaria de Fuerteventura (faro del Tostón) que han tenido tres. En Adra se conservan dos, uno de ellos sin su linterna, mientras que en Fuerteventura mantienen los tres muy cercanos y que de igual manera uno de ellos ya no conserva su linterna.

En el caso de Torre del Mar son cinco los faros que desde 1864 a la actualidad están registrados, uno de ellos en funcionamiento y los otros dos conservados en buen estado.