«Faros de Adviento» por Fran Sanabre

Fran Sanabre@faroabandonado no deja de sorprendernos con sus ideas originales. No es que el haya inventado el calendario de Adviento, pero sí que ha sido él quien a lo largo de todos los días del mes de diciembre ha ido publicando un faro decorado con motivos navideños y lo ha denominado «Faro de Adviento». Esto nos ha gustado muchísimo y hemos decidido incluirlo en este blog para que perdure en el tiempo.

El calendario de Adviento es una tradición que se celebra durante el mes de diciembre. Consiste en una cuenta atrás desde el 1 hasta el 24 de diciembre, día de Nochebuena. El calendario consta de 24 casillas y cada una de ellas guarda una sorpresa, en esta ocasión la sorpresa es la fotografía de un faro.

Gracias Fran y enhorabuena por esta idea tan brillante.

¡Felices fiestas! desde Argentina otra vez

Desde este blog losfarosdelmundo.com os deseamos al igual que otros años que paséis una FELIZ NAVIDAD. Hace cuatro años que os felicitamos desde Argentina, y aquí volvemos a encontrarnos. El tiempo pasa muy rápido y por eso queremos comentaros que aprovechéis al máximo estas fiestas navideñas. Saludamos a todos aquellos que nos seguís por las distintas redes sociales y por supuesto de forma más especial a los que habéis colaborado en las diferentes entradas que hemos hecho este año.

Disfrutad al máximo, deseamos que os colmen de regalos, y que sigamos leyéndonos durante mucho tiempo.

Entrevista a Clara Cerviño, ilustradora de Cuando aprendí a vivir

Os traemos la entrevista que nos ha concedido la ilustradora Clara Cerviño. Ella se ha encargado de realizar todos los dibujos de los faros del libro «Cuando aprendí a vivir» de Pedro Martínez Ruiz. Hoy nos vamos a centrar en su aportación a este libro, pero en la próxima entrevista que publicaremos podréis conocerla en profundidad. 

Para empezar ¿nos gustaría saber qué pensaste cuando Pedro contactó contigo para que realizases los dibujos de los faros que aparecen en su libro?

Pues me alegró mucho ya que es otra cosa más que agradecer a los faros. No sé si te lo ha contado Pedro, pero entró en mi web y me escribió sin haberlos visto antes, por otras ilustraciones que había visto en redes sociales, así que fue doble sorpresa para los dos cuando me propuso hacer faros y le comenté que ya estaban (casi) todos hechos. Es una alegría que sigan iluminando caminos y más aún en un libro de este tipo, creo que encajan a la perfección 😉

¿Conocías alguno de los faros que has dibujado? ¿Habías visitado algún faro anteriormente?

Sí, soy de Galicia y muchos de ellos los he visitado en persona, imposible no cruzarte con ellos cuando vives en el Norte. 

Tenemos constancia de que no es la primera vez que dibujas faros, ¿cuál es el que más te gusta representar? ¿y el que menos?

Los faros llegaron a mí un poco de casualidad, en 2017 si no me equivoco, empecé a hacer los calendarios de Galicia y como no podía ser de otra manera me estrené con Faros das Rías Baixas y gustaron tanto que decidí que sería bonito ir haciéndolos todos y completar la serie, ¡de momento he dibujado 44!

No sé si podría quedarme con uno solo, pero desde luego si me dices piensa en un faro el primero que se me viene a la cabeza es el faro rojo de Cabo Home, el de Punta Robaleira, si algún día vas por allí disfrutaras de unas vistas de Cíes alucinantes (amor incondicional por la Ría de Vigo jajaja).

Si ya es difícil escoger el que más me gusta el que menos creo que es imposible, todos tienen algo especial y muchas historias que contar.

Nos ha sorprendido mucho conocer esa faceta de ilustradora científica y nos gustaría saber más sobre el tema.

Estudié biología en Santiago de Compostela y de siempre me ha apasionado la naturaleza y dibujar animales, de pequeña llenaba fichas de clasificación con datos y dibujos… cuando descubrí que existía esta profesión vi la luz, la oportunidad de fundir mis dos grandes pasiones y vivir de ello ¿qué más se puede pedir? Hice un curso en la universidad de Aveiro, Portugal y desde 2012 me dedico a ilustrar ciencia (entre otras cosas como bien sabes). Además de en encargos con diferentes clientes trabajo mucho con Illustraciencia (https://illustraciencia.info/en/) un proyecto que da muchísima visibilidad a la Ilustración científica y dentro del cual imparto varios cursos entro otras muchas actividades

¿Has participado en algún otro libro?

Sí, justo ahora ha salido el Manual de Ilustración Científica (primero que se edita en español) que he escrito junto al equipo de Illustraciencia y en el que participan más de 200 personas cediendo sus ilustraciones (editado por GeoPlaneta). Por otro lado en la serie Coñecer para amar que edita Miudiño, donde ilustro libros que muestran diversos ecosistemas de Galicia para acercar la diversidad a los más pequeños y que conozcan los nombres en gallego, una maravilla de proyecto.

¿En qué proyectos estás embarcada actualmente?

Estos días he terminado las ilustraciones para otro libro en gallego que pone en valor a investigadores e investigadoras gallegas que han realizado grandes aportaciones a la ciencia, se titula Estrelas galegas da ciencia: unha historia de persoeiros e achados asombrosos junto con Observer Science. Ahora mismo estoy trabajando en otros dos proyectos editoriales que no puedo desvelar, además de un encargo el Centro de Estudios Marinos para la ilustración de 86 especies del Mediterráneo y varios cursos sobre ilustración científica, vamos, que no me aburro!

Mil graciassss!!

Os adjuntamos un enlace para que veáis el interesante trabajo que realiza Clara Cerviño.

https://www.claracervino.com/ilustracioacuten-cientiacutefica.html

Mario Sanz Cruz, el guardián de la luz (3ª parte)

21-Estos 30 años han debido tener momentos únicos, ¿puedes citar alguno?

Cuando el faro de Mesa Roldán cumplió 150 años, junto con los de Cabo de Gata y Roquetas, en 2013, preparé una exposición y un libro conmemorativo, ayudado por la poeta Pilar Quirosa, el pintor Ernesto Pedalino y Fernando Hernando, entre otros escritores, artistas y amigos, que sumaron 183. La inauguración de esa exposición y la presentación del libro rodeado de gran parte de estos colaboradores de lujo, fue un momento inolvidable.

22-Si tuvieras que elegir otro, en cualquier rincón del planeta, ¿cuál sería tu faro soñado donde ejercer tu profesión?

Hay cientos de faros que me encantan en todo el mundo y no sabría cuál me gusta más, pero, ya puesto a elegir, me gustaría ser el farero del reconstruido faro de Alejandría. Aunque, como eso no es fácil, sigo eligiendo Mesa Roldán.

23-¿Qué fue lo que te motivó a tomar la vida de farero y cuál es el secreto para permanecer tanto tiempo en ella?

Me hice farero porque mi pareja siempre quería ir al mar. Me presenté a las oposiciones y las aprobé sin saber cómo era un faro por dentro y sin vocación. Llegué a Mesa Roldán 5 meses antes de que declararan a extinguir el cuerpo para el que había opositado y eso me hizo meterme de lleno en el mundo de los faros, como heredero de algo que se acababa. A partir de ahí todo vino rodado, leer los documentos que habían dejado mis antecesores, escribir sobre ellos, atesorar recuerdos, dar charlas y hacer de los faros el centro de mi vida. Estar activo ayuda a que los años pasen sin darte cuenta y, cuando echas la vista atrás, ves la estela de tu evolución, lo que has ido creando y, humildemente, te da mucha satisfacción.

Mientras estás viviendo en una ciudad, no sabes qué es la soledad. Cuando llegas a un faro asilado, descubres que la soledad es un aliado perfecto para los que tenemos muchas cosas que hacer y pocos problemas de conciencia.

Además, quisiera pedirte un mensaje para hacerlo llegar a nuestros fareros en Chile, lo cual creo, los motivará, especialmente en esos días que sienten la soledad que ellos deben vivir. Un abrazo a la distancia.

Pues quizá hay una que sí me he preguntado mientras leía su libro. Me pregunto si uno se hace farero porque es una persona solitaria o si uno se hace farero por buscar la soledad. Me refiero, si uno decide trabajar en eso porque se encuentra bien en ese ambiente por su forma de ser o si por el contrario, lo hace buscando la soledad por circunstancias personales (por ejemplo). Porque ser farero hay que valer mucho. Imagino que habrá de todo pero me parece una pregunta interesante de hacer.

24-Sabemos de tu colección de gorros y sombreros ¿tiene algo que ver con los fuertes vientos que azotan el faro y las anécdotas de turistas que pierden el suyo?

Hay una canción antigua, que se cantaba entre los marineros ingleses, que decía “En Cabo de Gata cuida tu sombrero”, aludiendo a los vientos de la zona. Es verdad, pero los gorros que me llegan con el viento son pocos. Hay que buscarlos en los viajes por el mundo.

25-¿Cómo, cuándo y por qué decidiste dedicarte a la vida de farero?

Cuando, en Madrid, le dije a mi mujer que si tenía suerte se iba a hartar de mar y, después de mucho estudiar, aprobé la oposición en 1990. Inconscientemente había dado el salto a un mundo desconocido que me fascinó desde que lo descubrí por dentro.

26-¿Te has sentido solo y has agradecido estarlo?

No tengo sensación de soledad por más que esté solo horas y horas. Es más, echo de menos las horas de soledad cuando estoy de vacaciones y todo el día me encuentro rodeado de gente con la que hay que interactuar sin mucha pausa. Eso no quiere decir que se antisocial, solo que me gusta hablar y relacionarme pero no todo el día.

27-¿Qué pasa con el faro cuando te vas de vacaciones? ¿Se queda alguien encargado de él?

Viene un par de veces a la semana mi compañero que está en Cabo de Gata. Yo hago lo mismo cuando él no está.

28-¿Son las noches de tormenta en un faro tan impresionantes como nos imaginamos el resto de los mortales?

Son muy impresionantes y también peligrosas. En la casa no hay problema, pero a la linterna es muy arriesgado subir con tormenta, ya que los rayos caen a veces sobre el faro y la mala tierra hace que deriven por los sitios más insospechados, produciendo averías y roturas. Eso sí, es muy bonito ver cómo los focos del faro pegan en las nubes cercanas, como un carrusel encerrado entre colchones. En esos momentos el faro no puede verse desde el mar y pierde su función principal, pero no deja  de ser una experiencia.

29-¿Algún hobby que ayudase a pasar las horas, especialmente en la época pre-internet?

A mí me ha ayudado mucho la escritura, tanto de narrativa como de ensayos. La búsqueda de documentación para los libros y su redacción, te ocupan muchas horas y te dan muchas satisfacciones. Pero, además, soy un coleccionista empedernido, lo que también ayuda; leo mucho y canto, así que no tengo tiempo de aburrirme.

30-¿Ves beneficioso para la gestión y el papel de un faro, la transformación de la profesión de farero hacia modelos de gestión y mantenimiento a través de empresas mantenedoras?

Sé que ese es el futuro de muchas zonas, pero también sé que va a bajar la calidad del mantenimiento de los faros y las condiciones de trabajo de los técnicos que lo realicen. No me gusta pero no creo que haya otro plan a la larga. Lo siento.

Queda poco para que empiece 2023 y se cumplan 31 años al servicio del faro. Así que te formulamos la pregunta del año que viene.

31-¿Cuándo se te ocurrió la idea de crear un museo?

Siempre he sido como las urracas, he ido guardando de todo, porque me da pena que se pierdan las cosas antiguas, que se olviden y se destruyan. Al entrar en el faro, me centré en este tipo de coleccionismo y, cuando la casa ya estaba saturada de objetos sobre faros, empecé a ver la necesidad de colocarlos en algún lugar más adecuado y más visible. La vivienda del otro farero, que se había ido en 1993 y permanecía vacía, era el lugar idóneo. Así empezó a convertirse en un museo, que ha ido creciendo con el tiempo y está abierto al público con citas previas, desde 2010. La idea es que se convierta en un museo abierto al público cuando yo me jubile y pueda ampliarse a la vivienda que ahora ocupo. Espero que así sea.

Estimado Mario. He seguido tus historias de faros por el Twitter de @LosFaros y me parecen muy cercanas a lo que ocurre en los faros de este lejano Pacífico austral acá en Chile. Te felicito por tus historias y por la pasión que tienes por los faros. Desde Chile, un gran saludo en tus 30 años como farero, toda una vida. En Chile, los numerosos faros de la extensa costa de las de 4.000 kms. están a cargo de la Armada y no tenemos la experiencia de estar tanto tiempo en un faro. El tiempo más prolongado en un faro es de 1 año. Desde hace algunos años tenemos faros habitados con familias, como por ejemplo, el faro Cabo de Hornos que junto al Faro Diego Ramírez son los faros habitados más australes del mundo.

Muchos abrazos y destellos para los fareros chilenos. Aguanten en los faros lo más posible, ya que en Europa y otras zonas del mundo están dejándolos vacíos de personas que les den vida. Ya me gustaría visitar los faros de ese extremo sur, lleno de islas, temporales y leyendas.

Muchísimas gracias Mario por tu tiempo, tu dedicación y por todo lo que haces por los faros.

De cabo a cabo y de faro a faro por Luis García

Nuestro protagonista, Luis Vicente, cada vez que dispone de tiempo disfruta de una de sus pasiones, la navegación a vela.

Luis Vicente es un alicantino al que le encanta salir a la mar y si lo hace en compañía de su mujer, pues mejor aun. Luis aprovecha el buen tiempo y los periodos estivales para embarcar y navegar.

Hoy os traemos algunas fotografías de sus visitas a los faros tras sus diferentes rutas marítimas. Hemos seleccionado fotografías desde el punto más occidental de la península hasta los cabos situados al sudeste de la península.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Luis-Cabo-Gata-1040x780.jpg
Luis con su mujer posando delante del faro de Cabo de Gata

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Luis-Finisterre-585x1040.jpg
Faro de Finisterre, situado en el cabo homónimo

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Luis-Cabo-Nao-778x1040.jpg
Faro del cabo de la Nao

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Luis-Cabo-Palos-2-1040x780.jpg
Faro de Cabo de Palos

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Luis-Vilano-1040x585.jpg
Faro de Cabo Vilan

Gracias Luis por compartir con nosotros tus recuerdos de las distintas navegaciones que has realizado a lo largo de la geografía peninsular e insular… los recuerdos de esta última los compartiremos en otra entrada.

Fotografías ganadoras de la VI edición del concurso Tú y el Faro (1ª parte)

La VI edición del concurso «Tú y el Faro» ha superado a las anteriores y os lo agradecemos enormemente. En vista de que muchos de vosotros habéis optado por enviarnos fotografías en las que sólo salía un faro, hemos decidido conceder dos premios, como si de dos categorías se tratase. Una en la que no aparecen personas y otra en la que aparecen personas. Queremos remarcar que el ganador absoluto del concurso saldrá de todas las fotografías en las que aparecéis.

El ganador de esta edición ha sido Juan Andrés con una fotografía desde la linterna del actual faro de Isla Pancha. En segundo lugar ha quedado J. C. Herrero con una fotografía acrobática en el faro de Súgandisey. El tercer lugar es para Juanma Errea, con su barco fondeado junto al faro de la Jument. En la cabecera os mostramos la fotografía ganadora.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es J-C-Herrero-Stykkisholmur.jpg
J C Herrero en el faro de Súgandisey -Súgandiseyjarviti-, Stykkishólmur (Islandia)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es TYF-JuanMa-Errea-Jument.jpg
Juanma Errea de Escuela Náutica de Navarra en el phare de la Jument (Francia)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es TYF-Emillio-del-Rio-Ajo.png
Emilio del Río junto al artista Okuda en el faro de Ajo {Cantabria}

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es TYF-Alejandro-Orchilla.jpg
Alejandro en el faro de Orchilla en la isla de El Hierro {islas Canarias}

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es TYF-Darwin-Manuel-San-Roman-.jpg
Darwin Manuel en el faro Cabo San Román (Venezuela)

Todas las fotografías que hemos recibido os las vamos a mostrar en sucesivas entradas, como homenaje a todos los que habéis participado.

Muchas gracias y felicidades al ganador de esta  VI edición del concurso.

VI edición del concurso «Feliz Faro Nuevo»

Concurso  «FELIZ FARO NUEVO»

Estas Navidades os volvemos a proponer un antiguo reto: que nos felicitéis las fiestas de forma original y farera. Al igual que todos los años, tenéis hasta el día 5 de enero para poder participar.

Envíanos tus felicitaciones fareras a cualquiera de las páginas que aparecen abajo y las publicaremos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es calendario-Faro-Valencia.jpg
El calendario que vamos a regalar en esta edición del concurso.

Todos aquellos que participen tendrán como recompensa un calendario con la imagen del antiguo faro de Valencia, realizado por nuestros amigos de Obsequia Regalos Inusuales. Además, el ganador obtendrá un regalo sorpresa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es obsequia-regalos-inusuales-1024x290.jpg

Mucha suerte a todos y gracias por participar.

Letras y faros por Rosa Sánchez (3ª parte)

Finalizamos las recomendaciones de libros con temática farera realizada por Rosa Sánchez, una seguidora de nuestra página que reside en Valencia, a la que le encantan y apasionan los faros; de ahí su necesidad de admirarlos, estudiarlos, y visitarlos, si puede, y sobre todo leer todo lo relacionado con el tema.

El faro, luminoso para encontrar la vuelta a puerto, para evitar que zozobren los barcos que se pierden en las tormentas y encontrar interesantes lecturas. Siempre han ejercido sobráncheze mí un inmenso poder de atracción. Son lugares llenos de magia y muchas historias para contar. He aquí un listado que lo corrobora.

Felices lecturas.

La luz del faro

19. ¡HOLA, FARO!  Sophie Blackall
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-19-B.jpg La historia narra la vida de un farero y su familia frente al mar calmado, tormentoso, bravo, inesperado, mágico.
20. El faro de la mujer ausente.                        David Fernández Sifres La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-20-B.jpg Un disparo en los acantilados, una mujer que no existe, un farero misterioso y el secreto de un nombre.
21. Cuando aprendí a vivir.                             Pedro Martínez Ruiz La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-21-B.jpg Una forma de descubrir tu mundo interior a través de un viaje por el Camino de los Faros.
22. Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo.        José Luis González Macías La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-22-B.jpg Un extraordinario viaje geográfico y literario por los faros más aislados del planeta.
23. Un mundo entre faros.                     Gregorio Gómez Pina La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-23-B.jpg Una narración impregna de nostalgias y de historias en donde afloran los recuerdos del autor de Cabo de Palos.
24. El faro.              Manuel López Bernárdez La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Rosa-24-B.jpg El faro es una historia en la que, nuestra joven pareja protagonista, Sam y Elly, inician una nueva vida en Escocia, mirando al mar, lejos del mundanal ruido.

No queremos terminar esta entrada sin deciros que iremos actualizando este listado si Rosa nos aporta nuevas y entretenidas lecturas fareras. Además, le tenemos que agradecer que haya compartido con todos nosotros sus recomendaciones personales.

Mario Sanz Cruz, el guardián de la luz (2ª parte)

Mario Sanz Cruz es el farero de Mesa Roldán y este verano ha cumplido 30 años al frente de “su” faro. Por esta singular celebración se le ha rendido homenaje y nosotros queremos sumarnos a esta bonita efeméride, planteándole 30 preguntas, una por cada año de servicio, con la particularidad de que los que habéis formulado las preguntas sois todos los que nos leéis. Os dejamos la segunda parte de esta entrevista que nos ayudará a conocer un poco más a Mario y sus vivencias durante tres décadas.

11-¿Cómo ha cambiado el oficio en estos años?¿Has tenido alguna visita o experiencia curiosa?

El oficio ha cambiado sobre todo en que, al ser un cuerpo declarado a extinguir en 1993, tenemos que hacernos cargo de los faros que van quedando sin farero, por jubilación de compañeros cercanos, y eso hace que tengamos que ir de faro en faro, haciendo revisiones y mantenimientos a bastantes kilómetros de distancia. La idea del farero unido a un único faro específico ha sido sustituida por la diversificación en varios faros y un uso muy frecuente del coche.

Visitas curiosas he tenido muchas, de políticos, actores y gente singular, pero siempre me acuerdo de la visita de un autocar lleno de observadores de OVNIS, que me preguntaron si había visto algo raro desde el faro. Mi respuesta fue, que ellos eran lo más raro que había pasado por aquí hasta la fecha.

12-¿Cómo has visto los cambios en la navegación desde tu trabajo?

Las embarcaciones grandes se han separado, cada vez más, de la costa, para evitar accidentes. Los pescadores profesionales se van viendo reducidos y aumentan los pescadores jubilados que lo hacen por entretenimiento. Han aumentado las embarcaciones deportivas, sobre todo motos de agua y kayaks. Unas quemadoras de gasolina sin sentido y las otras quemadoras de grasa, más positivas para la salud de todos.

13-¿Cómo se ve el mundo desde el faro?

El mundo se ve muy grande, viendo tanto mar y tanta tierra desde los 222 metros de altura, te das cuenta de lo que eres, una pequeña mancha negra dentro de un puntito de luz. Compruebas que no eres el centro del universo ni nada importante más allá de tu entorno más cercano.

14-¿En los momentos de guerra o crisis como te afecta a la vida en el faro?

Las guerras actuales quedan lejos, por suerte, pero las pasadas han hecho apagar los faros para que no sirviesen de referencia al enemigo y les han hecho blanco de sus ataques, destrozando muchos faros.

15-¿Cuál es el momento más alegre o difícil de tu profesión?

El momento más alegre es el de amanecer cada mañana en el faro. El más difícil será el atardecer del día en que tenga que dejarlo.

16- ¿Cómo te organizas la vida en el trabajo?

Soy muy organizado y, para estar solo en un faro, hay que serlo. Tengo horas para el mantenimiento, horas de ordenador, Horas de investigación, días para desplazarme a otros faros y ratos de mirar el horizonte, siempre sorprende.

17. ¿Qué es lo más llamativo de la fauna que has visto desde el faro? ¿y la nave más curiosa?

Oír panzazos en el mar, asomarte y ver una pareja de rorcuales desde el faro es muy impresionante, aunque haya mucha distancia.

En cuanto a barcos, la Expo de 1992 hizo que pasasen por debajo del faro los buques escuela de España, Italia, Gran Bretaña, etc. Una sucesión de impresionantes buques históricos.

18- ¿Crees que cuando desaparezcáis los últimos fareros los faros perderán gran parte de su alma y personalidad?

Un faro vacío es muy diferente de un faro habitado. Se nota en el mantenimiento del edificio, en el cuidado del entorno, en que nadie te ve si tienes problemas, en que nadie te ayuda si necesitas algo, en que nadie da corazón al faro.

19-¿Qué sientes sabiendo que eres nuestro “Farero” favorito?

Siento que conocéis a pocos fareros, y por eso yo puedo ser el favorito de alguien, pero no deja de ser un orgullo.

20-¿Qué pensaste la primera noche que te tocó trabajar en el faro?

Una especie de vértigo, tanto por la altura, como por la responsabilidad, pero enseguida se convirtió en una sensación de privilegio inmerecido. Desde entonces sé que soy un okupa en el paraíso.