Otros usos de los faros (3ª Parte)

Región de Murcia

En la Región de Murcia, por suerte tenemos todos los faros operativos. Aunque hay que comentar que en esta ciudad contamos con un faro que no está operativo. Nos referimos al “Faro de San Juan de la Podadera”. Este faro fue proyectado por el primer conde de Métrico, Don Evaristo Churruca Brunet y se encendió por primera vez, el 15 de julio de 1856. Se encuentra ubicado en la Punta de la Podadera junto a la batería de costa de San Juan de la Podadera. El nuevo faro se iluminó el 24 de septiembre de 1866. No se sabe con certeza la fecha en la que se apagó definitivamente pero se calcula que fue alrededor de 1892, cuando entraron en funcionamiento los faros de Navidad y de la Curra.

Hay que decir que la batería de costa de San Juan de la Podadera es una de las más antiguas de Cartagena (finales del siglo XVI) y que fue declarada -BIC- Bien de Interés Cultural, por la disposición adicional segunda de la Ley 16/1985 de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español. Este hecho es muy significativo puesto que probablemente no se pueda acometer ninguna obra en el faro y por consiguiente, a lo máximo que podemos aspirar es a su completa restauración.

El único faro que se puede decir que alberga una actividad diferente a la orginal es el “Faro del Puerto de Mazarrón”. Debemos matizar que el restaurante existente no está vinculado al faro sino que se encuentra en unas dependencias anexas al mismo e independientes. Hay que comentar que a pesar de que dicho faro no es visitable numerosos turistas acuden al restaurante para poder contemplar desde la terraza las impresionantes vistas del Puerto de Mazarrón.

Con respecto al “Faro del dique de Navidad” podemos decir lo mismo, ya que en el dique se encuentra la fortaleza de Navidad. Este fuerte se construyó a mediados del siglo XIX como un elemento defensivo de la ciudad de Cartagena. En la actualidad, el fuerte y los alrededores se pueden visitar gracias a Cartagena, puerto de Culturas.

Para aquellos que no son de esta ciudad, les comentaré que -Cartagena, Puerto de Culturas- es la marca turística de la ciudad. Es un proyecto ambicioso creado allá por el año 2001 en el que se ha intentado recuperar entre otras cosas: los recursos turísticos y el patrimonio arqueológico de Cartagena. En este maravilloso consorcio de instituciones de la región hay que resaltar la importante labor que ha desempeñado la Autoridad Portuaria de Cartagena.

Otros usos de los faros (2ª Parte)

Antecedentes

La concesión de los faros españoles para su posterior conversión en hoteles va a seguir los pasos que tomó el gobierno italiano. En 2012, el gobierno presidido por Mario Monti estudió para reducir la deuda del país poner a la venta o arrendar algunos de sus faros.

Hasta la fecha, el único faro que se ha convertido en un hotel ha sido el “Faro de Spartivento” en el cabo Spartivento en la turística isla de Cerdeña. El faro se ha convertido en un exclusivo establecimiento hotelero de 5 estrellas y tan solo tiene seis habitaciones. La concesión de este faro ha sido de 38 años por unos 3.000 euros al mes.

Esta iniciativa ha hecho que el gobierno italiano ofrezca otros 14 faros en la isla de Cerdeña a inversores privados. Hay que tener en cuenta que además de pagar el canon estipulado, los inversores deben sufragar los gastos de reconstrucción de los faros y adaptarlos al uso hostelero.

En Canadá, nos encontramos con una veintena de faros en el litoral Bas Saint Laurent en la provincia de Québec que alojan en su interior hoteles, museos o centros de interpretación.

Otro ejemplo de rehabilitación de faros lo encontramos en Croacia; un país que cuenta con 13 faros repartidos por la costa adriática, los cuales son gestionados desde el año 1992 por la empresa publica Plotvut.

En Noruega, existen más de 30 faros habilitados como alojamientos hoteleros. Ellos fueron los precursores de esta gran iniciativa.

En el Reino Unido, la Autoridad Portuaria “Trinity House” decidió vender los faros que no se usaban como hoteles o como viviendas particulares. Incluso en la costa de Gales se puede adquirir un faro habilitado como vivienda.

Ejemplos de faros con otro uso distinto al original

Como todos ustedes saben existen faros que albergan en su interior museos o centros de interpretación (siempre relacionados con motivos marítimos o con la propia historia de los faros).

=En España:

“Faro de Cabo Creus” en Gerona. La casa de carabineros que hay junto al faro se ha convertido en una hospedería con tres apartamentos con capacidad para cuatro personas cada uno de ellos. Además, también se ha montado un restaurante.

“Faro de Cabo Mayor” en Santander. Se ha convertido en un centro de arte. Alberga la colección Sanz-Villar. Los faros son considerados como iconos culturales.

“Faro de Cabo Villano” en La Coruña. En la planta baja alberga el centro de interpretación de naufragios, faros y señales marítimas de Costa da Morte. La entrada es gratuita.

“Faro de Finisterre” en La Coruña. El antiguo edificio de la Marina se ha convertido en un hotel con cuatro habitaciones dobles y una sencilla. Está junto al faro. Se ha convertido en el hotel más occidental de toda Europa.

“Faro de Porto Pi” en la isla de Mallorca. Alberga un museo en su interior en el que se ilustra la historia del faro a través de las señales marítimas.

“Faro Punta de la Baña” en Tarragona. Alberga el “Museo de faros de Tarragona”.

“Faro de San Sebastián” en Gerona. La antigua casa de postas existente junto al faro se ha reconvertido en un restaurante.

“Faro de Santa Catalina” en Lekeitio, Euskadi. Se ha convertido en un centro de interpretación.

“Faro de Tossa del Mar” en Tosa de Mar, Gerona. Alberga el centro de interpretación de los faros del Mediterráneo.

“Semáforo de Bares” en el cabo de Estaca de Bares, La Coruña. A escasos tres kilómetros del faro en las antiguas dependencias militares se ha construido un hotel que cuenta con seis habitaciones.

En el resto de los países nos encontramos con los siguientes ejemplos: (Citaremos sólo algunos para que se hagan una idea).

=En Argentina:

“Faro del fin del mundo” en la isla de los Estados. Alberga el museo marítimo de Ushuaia, en él se recrea la vida de los torreros.

=En Croacia

Los 13 faros repartidos por la costa del mar Adriático están habilitados como alojamiento. Son apartamentos con capacidad para ocho personas con una sola condición para alojarse en ellos. La estancia mínima ha de ser de dos noches.

=En Escocia

“Museum of Scottish Lighthouses”

=En Estados Unidos:

“Jupiter Inlet lighthouse & Museum” en Jupiter, Florida.

“Maine Lighthouse Museum” en Rockland, Maine.

“Montauk Point Lighthouse Museum” en Montauk, Long Island, Nueva York.

“Portland Lighthouse” en Cape Elizabeth, Maine. Cuenta con un pequeño museo en el interior en el que se describe la historia del faro y se cuenta la historia de los habitantes de Cape Elizabeth y su peso en la independencia de América.

“Stonington Old Lighthouse Museum” en Stonington, Long Island Sound, Connecticut.

=En Italia

“Faro de Spartivento” en el cabo Spartivento, Cerdeña. Se ha convertido en un hotel de 5 estrellas.

=En Méjico: CURIOSIDAD

“Faro de Campeche API” en Isla Arena, Calkiní. El Museo está junto al faro y está dedicado a la figura de Pedro Infante Cruz, cantante y actor.

=En Noruega:

“Svinøy Fyr” en Herøy. Este faro se ha convertido en un hotel y cuenta con la particularidad de que para acceder a él se debe ir en helicóptero. El problema es que el gobierno noruego se está planteando restringir los vuelos a la isla, lo que imposibilitaría el uso turístico del faro.

=En Portugal

“Farol de Santa Marta” en Cascáis. El faro se ha reconvertido en museo y además las casitas que existían junto al faro se han restaurado para formar un complejo hotelero de 5 estrellas.

Otros usos de los faros (1ª Parte)

Introducción

El pasado día 3 de diciembre de 2013, la ministra Ana Mato anunció que el Ministerio de Fomento iba a convertir faros que no estuviesen activos en hoteles privados. En el comunicado no se precisaba el número de faros que se acogería a este plan.

El proyecto se denominó “Faros de España”. Estaba impulsado por el Ministerio de Fomento y lo ejecutaría Puertos del Estado. Se pretendía copiar el modelo de otros países europeos dando un uso complementario a las instalaciones y respetando siempre su valor patrimonial. Además de generar unos ingresos que contrarrestasen los enormes gastos que conlleva el mantenimiento de los faros.

En el territorio nacional existen 187 faros de los cuales sólo 55 están habitados; el resto están completamente mecanizados y se gestionan a través de las Autoridades Portuarias de las que dependen. Hay 45 faros con un uso diferente al original por el que fueron concebidos y tan solo hay 6 restaurantes ubicados en los faros.

En la actualidad, aún no se ha acometido ningún proyecto ni siquiera se conoce el nombre de los faros que van a formar parte de ese plan aunque suenan algunos faros. El presidente de Puertos del Estado, José Llorca comentó en una entrevista que habían recibido consultas sobre 20 faros (no precisó los nombres).

En abril de 2010, el gobierno emprendió una reforma legal para facilitar la conversión de los faros en albergues, hoteles y restaurantes con la finalidad de sufragar los gastos de conservación de los mismos. Se pretende que los faros que se conviertan en hoteles sean bastante exclusivos (4 ó 5 estrellas) y que dispongan de pocas habitaciones.

La reforma de la Ley de Puertos presentada por el PSOE planteaba una enmienda que flexibilizaba la conversión de los faros en instalaciones culturales, restaurantes y zonas comerciales. El gobierno justificó que la entrada de negocios privados en el dominio público serviría para preservar los faros.

Tras la reforma, el Consejo de Ministros puede levantar la prohibición de instalaciones hoteleras, así como de albergues u hospedajes que pudieran favorecer el desarrollo de actividades culturales en el caso de que los faros se encuentren pegados al mar. Si por el contrario los faros están ubicados en el interior, es decir, no se encuentran en primera línea, la posibilidad de levantar la prohibición recae en el Ministerio de Fomento.

A fecha de hoy existen varios proyectos pero aún no se ha llevado a cabo ningún trámite para aplicar el plan anunciado en diciembre de 2013 debido a varias causas:

-La prohibición sigue vigente y no se ha aprobado medida alguna en contra.

-Relativa falta de interés por parte de los constructores.

-Impedimentos por parte de colectivos para que no se privatice el litoral.

Mientras unos y otros discuten; la realidad es bien conocida por todos: nuestro patrimonio histórico se está deteriorando y va a llegar un momento en el que será imposible su recuperación.

Desde el organismo titular de los faros españoles, Puertos del Estado, se comenta que el Consejo de Ministros levantará en cuestión de semanas la prohibición.

En la Región de Murcia contamos con 16 faros y otras tantas balizas, afortunadamente todos están en funcionamiento. Esto quiere decir que probablemente nuestra región no tenga cabida en este programa.

La concesión de los faros se debe solicitar a Puertos del Estado y éstos estudiaran la viabilidad de los proyectos y su rentabilidad. Se desconocen los criterios de adjudicación de obras puesto que no hay ningún precedente.

El programa “Faros de España” cuenta con 15 faros adheridos para poder convertirse en hoteles. Todos los faros registrados en el programa se encuentran ubicados en un acantilado.

La Autoridad Portuaria de Alicante ha iniciado los trámites para poder convertir el “Faro del Cabo San Antonio” en un establecimiento hotelero. Como se ha comentado anteriormente esta concesión lleva implícita la restauración del faro.

Por el contrario, la Autoridad Portuaria de Barcelona a pesar de ser la primera en ceder faros para que estos albergasen actividades culturales, no está a favor de la iniciativa de que se conviertan sus 12 faros en hoteles puesto que consideran que su explotación no garantiza una accesibilidad general y pública.

El “Faro de Isla Plancha” en Ribadeo, Lugo (Galicia) probablemente será el primer faro español que se convierta en un faro. Actualmente el faro está apagado.

José Luis López Braña ha presentado un proyecto a la Autoridad Portuaria de Ferrol a la espera de que el Consejo de Ministros finalmente cumpla lo pactado. El proyecto que se ha presentado convertirá al “Faro de Isla Plancha” en un lujoso hotel con dos suites de 40 metros con capacidad para cuatro personas por suite. Además, se construirá una cafetería subterránea. El proyecto prevé adaptar las antiguas residencias de los fareros. El canon que ha exigido el gobierno para ceder el faro a la iniciativa privada asciende a 15.600 € anuales.

Ojalá este sea el primero de una larga lista de proyectos que finalmente se convierten en realidad. A diferencia de los faros noruegos pioneros en la conversión, los faros españoles tienen un menor tamaño y eso puede influir bastante a la hora de gestionar los espacios. El tiempo lo dirá.