Entrevista a Isaac Mantecón, creador de «Nudicos marineros»

Muchos de vosotros ya conocéis a Isaac Mantecón porque hemos hablado de él en este blog, pero para los que no sabéis quien es o no os acordáis os diremos que es un marinero que ha navegado muchas millas en varios barcos pesqueros. Se inició en el arte de la pesca en su Cantabria natal y pasó a ejercerla en Cartagena, ciudad en la que reside actualmente. Nosotros hemos tenido la fortuna de conocerlo personalmente y tras contarnos su proyecto decidimos que era muy interesante que nuestros lectores lo conociesen para poder saber el origen de los nudos que hace.

Esta entrevista la hemos hecho mientras nos tomamos un café en la cantina de la Cofradía de Pescadores. Allí nos esperaba Isaac con varias cuerdas e hilos de colores y una pequeña navaja en sus manos que maneja como una extensión más de sus dedos mientras trabaja.

En primer lugar, gracias por atendernos, ¿de dónde surge esta afición por los nudos?
La afición por los nudos me viene desde muy pequeño, ya que mi patio de juegos fue la cubierta del barco de pesca que tenía mi padre. Como en los barcos de pesca se utilizan diversos nudos aprendí los básicos y después con los años la experiencia y las inquietudes de continuar aprendiendo me han traído hasta donde estoy ahora.

Cómo buen marinero que eres ¿qué sientes cuando ves un faro?
Añoranza y jubilo a partes iguales añoranza por qué cuando sales de puerto lo último que ves es el faro y jubilo por qué cuando vuelves a tierra lo primero que ves es el faro y sabes que estás cerca de los tuyos.

¿Cuál es el faro que más te ha impresionado?
El faro que más me impresionó fue el faro de Green Point en Sudáfrica y no porque fuese un faro grande ni majestuoso simple y llanamente sino porque estaba cruzando del Atlántico al Indico y pasando uno de los cabos que me darían derecho a llevar un pendiente en mi oreja izquierda a mis 18 años.

Nos llamó mucho la atención ver en la página de Facebook que gestionas “Nudicos marineros” un faro y un nudo, ¿cómo se te ocurrió esa idea?
Realmente fue algo que se le ocurrió a mi hijo menor de 4 años que puso el faro a un nudo plano que tenía en mi mesa de trabajo formando un conjunto que parecía hecho adrede.

Estamos llegando a unas fechas muy significativas en las que se prodigan los regalos ¿cuál es para ti el nudo más original para dar ese toque de distinción?
Podría nombrar muchos nudos decorativos que podrían valer en estas fechas, pero creo que uno de los más apropiados sería el nudo de estrella o el nudo cabeza de turco aunque para gustos… Nudos

Estuviste exponiendo tus objetos en la Feria que se celebró en el Portús; nos llama la atención que con la infinidad de objetos marineros que existen escogieses dos faros para decorar tu mesa ¿a qué se debió ese guiño a los faros?
Está claro que los marineros siempre han estado ligados a los faros y como no podía ser menos en una decoración marinera faros debía de haber.

«Nudicos marineros» en el que además de exhibir sus trabajos nos aclara las dudas que surgen con algunos nudos.

-Facebook: https://www.facebook.com/people/Nudicos-marineros/100054355850357/
-Instagram: @nudicos_marineros
Gracias, Isaac. Suerte en tus proyectos.

«Nudicos marineros» por Isaac Mantecón

Hoy os vamos a contar una historia muy enternecedora, propia de las fiestas que acabamos de terminar. Los protagonistas son: Isaac Mantecón y su hija Esmeralda. El primero es un marinero que no marino, nos matiza las diferencias que existen entre ambas profesiones, mientras que su hija es una niña con las inquietudes propias de su edad.

La «cabuyería» es la disciplina que estudia el arte de hacer nudos, sus clases y sus distintas aplicaciones. El origen de la palabra proviene de un material llamado cabuya, utilizado para la confección de cabos y sogas. Isaac desde bien joven ha mostrado interés por aprender este arte; es un autodidacta en toda regla. Isaac se ha especializado en los nudos marineros. Al principio, los hacía durante sus ratos libres mientras estaba embarcado, pero en la actualidad lo hace desde tierra… antes de seguir hablando sobre los nudos, queremos contaros la historia que tenemos pendiente:

Durante la pandemia, Isaac al igual que todos nosotros estuvo en casa junto a su familia, le enseñó a sus hijos cómo se hacían nudos para hacer más ameno el confinamiento. Cuando retomamos la “normalidad”, su hija le propuso un reto. Hacer un objeto con uno de sus nudos de cobertura y esconderlo en un lugar para que la gente lo encontrase. Aquello que empezó como un juego, tuvo una repercusión en las redes muy satisfactoria. Isaac y su hija, Esmeralda, fueron dando pistas en Facebook hasta que el primero de sus seguidores encontró el preciado tesoro. Continuaron con nuevos retos durante varios fines de semana y la gente que participó se lo agradeció efusivamente, puesto que les sirvió para evadirse de lo que vivimos.

Posteriormente, Isaac empezó a hacer llaveros para regalárselos a los amigos de sus hijos, luego a los compañeros de los Scout, y sin darse cuenta le llegaron los primeros pedidos. El colegio de sus hijos fue la rampa de lanzamiento para las peticiones… pulseras, llaveros, objetos decorativos, etc. A partir de ese momento, se planteó ir más allá con su afición y decidió ponerse manos a la obra, buscando materiales que complementasen con sus nudos. Así surgió la idea de conjugar, vidrio, madera, metal y nudos para crear o diseñar objetos.

Actualmente, está inmerso en nuevos proyectos creativos. Ha creado un grupo en Facebook llamado «Nudicos marineros» en el que además de exhibir sus trabajos nos aclara las dudas que surgen con algunos nudos. En el poco tiempo libre que le queda, Isaac se ha centrado en la búsqueda de un local en el cual poder vender sus pequeñas obras de arte porque nos comenta que la mejor forma de promocionar sus creaciones es mostrarlas físicamente. Pero mientras tanto, Isaac sigue deleitándonos con unos nudos cada vez más sofisticados y por supuesto, preciosos.

Os mostramos algunas de sus creaciones más recientes y os dejamos un enlace a sus redes por si queréis ver todo lo que hace.

Gracias, Isaac. Suerte en tus proyectos. Seguiremos compartiendo tus creaciones.