7 de febrero efemérides sobre los faros (3ª parte)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 7-febrero-Dois.jpg

Febrero

Día 7

-7 de febrero de 1910 debido a la dificultad para acceder al “phare de Tévennec”, se automatiza. A partir de ese momento, el faro se reabastecerá cada seis meses. Se encuentra situado en el islote homónimo, Raz de Sein, mar de Iroise, departamento de Finisterre, región de Bretaña (Francia).

-7 de febrero de 1927 los senadores del Congreso de la República Dominicana aprueban la construcción de un faro conmemorativo a Cristóbal Colón en la ciudad de Santo Domingo. Se pretende que sea un monumento homenaje a los descubridores pero no un faro como tal, a pesar de contar con iluminación. En él se desea que reposen los huesos de Cristóbal Colón.

-7 de febrero de 1937 en plena Guerra Civil, el torrero Anselmo Antonio Vilar García no enciende, por segunda noche consecutiva, el “faro de Torre del Mar”. El motivo por el cual no encendió el faro era para evitar que la aviación franquista masacrara a miles de personas que se habían concentrado en un descampado cercano [aproximadamente a un kilómetro del faro] huyendo del ataque a la ciudad de Málaga. El faro se encuentra en la localidad de Torre del Mar, Vélez-Málaga, provincia de Málaga, Andalucía (España).

-7 de febrero de 1977 se presenta en el {NRHP} -National Register of Historic Places- Registro Nacional de Lugares Históricos de EE. UU., la solicitud para que sea incluido en dicha lista “Mukilteo light station”. El faro se encuentra en un promontorio llamado Point Elliot, Mukilteo, condado de Snohomish, estado de Washington (Estados Unidos).

-7 de febrero de 2019 tras permanecer diez años cerrado, se vuelve a abrir completamente restaurado el “faro de Maspalomas”. Está situado en la Punta Morro Colchas, Maspalomas, municipio de San Bartolomé de Tirajana, isla de Gran Canaria, provincia de Las Palmas, Canarias (España). El inmueble alberga una oficina de turismo y una tienda de artesanía en la planta baja mientras que en la primera planta se halla un centro etnográfico que abarca desde los siglos XV al XX. El coste de las obras de restauración asciende a 1.400.000 €.