Reseña de «Faros, luces del Norte» por Gema Monlleó

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es luces-del-norte-4-1040x694.jpg
Faros, luces del norte. Julio Herrera. Ed. Anaya Touring, 2020.

No recuerdo cuantos años hace que quiero ser farera. Mi naturaleza utópica me empuja a profesiones minoritarias (soy bibliotecaria y trabajo como librera) y si el duende de la lámpara mágica se presentase ante mí, no tengo duda de que mi petición sería esta: quiero ser farera. Quizás que empiece a frotar, a ver qué pasa.

Mientras espero la magia, el milagro, me fascina mirar imágenes de faros, leer historias de fareros (ellos, casi siempre), ver películas con faros y fareros (no me quito de la cabeza a Willem Dafoe y Robert Pattinson), rememorar poemas (Desde el balcón más alto de mi faro / pesco con caña. / Veinte metros de hilo / y un anzuelo de plata…, Emilio Prados).

No sé si es una distracción o un consuelo, tal vez ambos, pero ahí me he quedado hoy, frente al libro de Julio Herrera cuando he llegado a mi trabajo en la Librería Nollegiu del Clot (en Barcelona). ¿Puede haber algo mejor un domingo laboral que tener un libro de gran formato con fotografías increíbles (del mismo Julio) y pinceladas históricas de los faros del norte de España?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es luces-del-norte-2.jpg

El libro está organizado geográficamente y recoge de manera exhaustiva todos los faros desde las Rías Baixas, en su frontera con Portugal, hasta Biarritz: Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Hace un repaso minucioso de cada uno de ellos: fecha de construcción, descripción arquitectónica, años en funcionamiento, tipo de lámpara y óptica, paisaje e interés turístico-histórico.

Julio Herrera lleva años fotografiando faros de todo el mundo y busca (y consigue) captar en sus imágenes los momentos en que una iluminación fugaz y especial confiere a lugares ya de por sí mágicos para los que los amamos, el instante en que el faro y su entorno se convierten en lugares míticos, de leyenda.

En el libro queda patente la evocadora poética de los faros, su aire nostálgico y melancólico frente a los avances técnicos que tal vez les restan su primitiva importancia pero no su belleza. Las tormentas, los acantilados, los temporales, el impacto de las olas en las torres, la agitación del mar, las noches de luna y los puntos luminosos de las estrellas, los tonos rosados del atardecer… Todo ello está en estas luces del norte.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es luces-del-norte-3.jpg

Galicia, con su más de mil kilómetros de litoral y sus espectaculares accidentes geográficos, es la comunidad con más número de faros del norte de España. Destacan faros míticos, lugares de peregrinaje, como los de Fisterra y Candieira (Cedeira) y otros de paisaje salvaje como Cabo Prior o Isla de Sálvora. Asturias, con sus tramos de costa vírgenes y el verdor y los bosques que lindan con el mar, es una costa protegida y en armonía con el entorno natural donde encontramos faros solitarios como el de Lastres y faros de postal como el de San Esteban de Pravia, que cuando hay olas de ocho metros queda totalmente envuelto en agua. Cantabria, pese a tener el menor número de faros de España, cuenta con una fortaleza medieval en la que se levanta el faro de Castro Urdiales. Y en el País Vasco, con sus estuarios, amplias bahías y paisajes agrestes con acantilados, con sólo doscientos kilómetros de costa, encontramos desde faros grandes y potentes como el de Igeldo (Donosti), hasta otros que imitan castillos medievales (Cabo de la Plata) y algunos de influencia francesa como el de Biarritz.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es luces-del-norte-5.jpg

Este libro no se explica: se siente. Soledad, agitación, protección, naturaleza estallando y un oráculo firme: las luces del norte. Releo a Manuel Rivas en la cita que da inicio al libro:

“Hay un lapsus en el Génesis. Y es que no dice cuando fueron concebidos los faros. Son obra humana, pero pertenecen a un orden especial de la naturaleza, como los barcos. Por muy prodigiosas o grandiosas que sean otras construcciones, no hay una arquitectura comparable. Los faros son seres vivos. Más que formar parte del paisaje, lo crean”.

Ojeo de nuevo el libro y siento el viento en mi pelo, la espuma de las olas en mi cara. Cierro los ojos y escucho el rumor del mar, la tormenta que se acerca… No puedo evitar mirarlo como un Infojobs para fareros, pero no, no encuentro pistas, direcciones a donde enviar mi cv de farera en ciernes. Así que lo cierro y regreso a la lámpara mágica. Empiezo de nuevo a frotar. A ver qué pasa…

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es luces-del-norte-1.jpg

Reseña de «El faro de los corazones extraviados» por Jesús Zaplana García

Os presentamos una reseña sobre un libro que se publicó en 2011 y fue el primero que escribió Celia Santos con las ilustraciones de Sonia Sanz. Se trata de -El faro de los corazones extraviados-.

Nuestro amigo Jesús Zaplana nos ha enviado esta interesante recensión que transcribimos fielmente. Para todos aquellos que no le conocéis os diremos que es un enamorado de los faros hasta el punto de llevar tatuado dos  de ellos. Además, ha sido librero durante veinte años por lo que está familiarizado con todo tipo de publicaciones. Este hecho es revelador puesto que con la infinidad de obras que han pasado por sus manos ha escogido entre otros géneros todo lo relacionado con los faros. Muchas gracias Jesús por tu desinteresada colaboración.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Portada-faro-extraviado.jpg
Uno de los faros que ilustra el libro

Reseña del libro “El faro de los corazones extraviados”

Ficha técnica

Título: El faro de los corazones extraviados

Autora: SANTOS, Celia

Ilustradora: SANZ, Sonia

ISBN: 9788496947849

Editorial: Toromítico

Lugar de edición: Córdoba (España)

Año de edición: 2011

Nº Páginas: 40

Sinopsis

¿Qué ocurre cuando se rompe un corazón? ¿Quién se ocupa de curarlos para que se pongan bien de nuevo? La niña de este cuento vive en un faro, junto a una playa en la que cada mañana recoge los corazones heridos que quedan allí varados. Ella se ocupa de cuidarlos para que vuelvan a latir con fuerza. Porque un corazón debe estar alegre para poder amar a los demás. Pero… ¿quién cuida del corazón de la niña que vive en el faro?

Reseña- El hospicio para corazones

            Tres pilares sustentan el argumento de este cuento: el primero, los corazones extraviados, cargados de pesares, que la marea arroja de manera incesante sobre una playa; el segundo, la niña que los rescata, les cuenta historias y los llena de mimos y atenciones, hasta completar su curación; el tercero, el faro donde habita la niña, que sólo alumbra en una dirección, y que ha sido reconvertido a hospicio-balneario donde se rehabilitan los maltrechos corazones.

            En esta hermosa fábula, que trasciende la etiqueta de cuento infantil y podría extrapolarse a lectores de cualquier edad, Celia Santos nos adentra en la mística que envuelve a los faros (“Es pequeño, apenas una mota blanca oculta en la grieta de un acantilado”, dice), y coquetea con el aura de misterio que envuelve a los fareros: el aislamiento, la dedicación y la soledad; aunque a renglón seguido dinamita el cliché, eligiendo como protagonista a una dulce y tierna niña. Una niña a quien, además, “le da miedo el mar porque no lo controla” (sic).

La potencia narrativa del texto (en algunos pasajes se dirige directamente al lector) se ve reforzada por algunas interesantes reflexiones, que deja flotando como nubes etéreas en un cielo de verano (“porque sólo hay un camino para un corazón enamorado; pero yo eso no me lo creo mucho”, afirma por voz de la protagonista). Una potencia narrativa con la que se complementa perfectamente el conjunto de ilustraciones que nos regala Sonia Sanz: a menudo tenebrosas, grises y azules, y que contrastan notoriamente con la espectacular cabellera pelirroja de la protagonista y sus enormes ojos verdes. Tanto es así que la imagen de la niña se erige en el verdadero foco visual del cuento, por delante del propio faro.

            Pero ¿y qué hay del corazón de la niña? ¿Goza de buena salud o también necesita ser rescatado? Para desvelar el misterio tendréis que adentraros en las páginas de esta historia. Espero que disfrutéis el viaje.

***

Jesús Zaplana García

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Corazones-extraviados.jpg
Imagen de una de las ilustraciones del libro y el brazo de Jesús con un faro tatuado.

Reseña de «Eso no estaba en mi libro de Historia de los faros» por Eduardo Padial

No puedo referir a Mario Sanz Cruz sin evitar un sano sentimiento de envidia. Farero en activo en el faro de Mesa Roldán (Almería), hablar de él es, necesariamente, hablar de un referente en el mundo de los faros y de todos aquellos y aquellas que nos sentimos atraídos por ellos. Autor de varios libros sobre faros y las costas españolas es, además, un activo “agitador cultural”, participando en distintos medios, tanto escritos como radiofónicos e impulsando, desde Almería, la cultura. Premiado y reconocido en varias ocasiones. Hacer una singladura por su biografía me parece, amén de un atrevimiento, un craso error por parte de este “junta letras”. Una búsqueda en internet nos ofrecerá suficientes datos para acercarnos un poco más a la vida de este farero. Su último libro, “Eso no estaba en mi libro de Historia de los Faros” de la Editorial Almuzara publicado en el año 2020, pertenece a la colección “Eso no estaba en mi libro de Historias de…”, en la que se abordan distintos contenidos históricos y de pensamiento.

En la propia introducción el autor hace referencia a la intención de esta publicación: “…un homenaje a una profesión abocada a la extinción…”. Desde siempre he visto en los faros, además de ser una construcción civil y de servicio, un referente rodeado de cierto romanticismo y paz. Un cierto halo de soledad, tranquilidad… Pues en este libro encontrarás otra visión. Historias trágicas y duras que relatan la vida no siempre fácil de los fareros y sus familias. Sacrificio, penurias e incluso locuras, eran las consecuencias no deseadas de la vida de estos servidores. Héroes y heroínas en muchos casos que más allá del cumplimiento de su deber, se dejaban, literalmente, la vida en ello.

El libro se divide en 6 capítulos, en los que con un lenguaje ameno y sencillo se hacen referencias tanto a la historia de los faros en sí mismo (una buena introducción para centrar el “magro” del libro) como a distintas historias desde la perspectiva de su construcción, las vivencias personales de los fareros y sus familias (trágicas en ocasiones) como en acontecimientos e incidencias que han ocurrido, siempre, estando un faro o el farero (o farera, que también se tiene presente a las primeras mujeres fareras y a las que aún se encuentran en activo) como referente. Incluye al final un capítulo con la relación de los faros en la música, la literatura y diversas expresiones artísticas y de la cultura en general, que nos acerca, más si cabe, a la más que significativa presencia de los faros en distintos ámbitos y una extensa bibliografía. Para mí, además de otros títulos de este farero, es un libro de referencia. Por lo ameno de su lectura, las curiosas historias que se relatan y los datos, muchos desconocidos, que se aportan.

Si eres aficionado a los faros y sus historias, no debe faltar en tu biblioteca. “Eso no estaba en mi libro de historia de los faros” Mario Sanz Cruz Editorial “Almuzara”. 1ª edición: febrero de 2020 Tapa blanda. 347 páginas. ISBN 978-84-17954-39-0

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-20.jpg
Ejemplar que tiene Eduardo en casa

Tanto nosotros como Mario Sanz Cruz, “farero del faro de Mesa Roldán” y autor del libro reseñado, queremos agradecerle a Eduardo Padial su esfuerzo por redactar y compartir con todos nosotros sus impresiones sobre el libro. Un esfuerzo que se verá recompensado y no sólo con palabras.

Reseña de «Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo» por Eduardo Padial

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-P.jpg
Portada del ejemplar de Eduardo
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Portada-book.png
El libro con otros artículos fareros

Hoy os presentamos una reseña sobre un libro que se ha publicado recientemente. Se trata del –Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo-. Nuestro amigo Eduardo Padial tras leerlo nos ha enviado esta interesante recensión que transcribimos fielmente.

Con más miedo que vergüenza, como diría el torero, me atrevo a hacer una pequeña reseña del libro “Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo” de José Luis González Macías, editado por Ediciones Menguantes, una editorial independiente especializada en libros de viajes.

Poco puedo decir del autor más que es un joven diseñador gráfico, que se declara “de secano”. Un marinero en tierra, como diría Alberti. Reconoce, él mismo, no poca locura quijotesca al enfrentarse a una obra como esta habiendo vivido siempre lejos del mar. Y lo ha bordado, a mi humilde entender.

La misma edición del libro se ve tratada con mimo. En una excelente edición en tapa dura, con un diseño exterior que ya, de por sí, es muy atractiva. El libro hace un viaje por 34 faros repartidos por toda la geografía, en lugares aislados, alejados e, incluso, un tanto tétricos. Se aleja de la descripción romántica y bucólica de los faros y a un pequeño relato -historias trágicas-, algunas se acompaña con una ilustración (quiero entender que del propio autor) del faro en cuestión. De cada uno de ellos, amén de la historia que lo acompaña, completa su descripción “física” con su localización geográfica (coordenadas), un mapa de situación y una pormenorizada descripción técnica (fecha de obra, puesta en marcha, luminaria, altura…).

El autor tiene el curioso detalle de acompañar el plano alzado del faro con una escala que nos indica tanto su situación sobre el nivel del mar como su comparación con una figura humana, lo que hace ver en muchos de ellos su considerable altura y su contundente construcción.

Un libro muy ameno, que nos permite conocer un poco más la historia de algunos faros, desconocidos algunos, y que creo que no debe faltar en la biblioteca de cualquiera de nosotros, aquellos que admiramos estos edificios que van más allá de la mera construcción civil y que no sólo han prestado y prestan un servicio a las gentes del mar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Kirke-1.jpg
Muy ocurrente la fotografía enviada por nuestro amigo Jesús Zaplana

Breve atlas de los faros del fin del mundo. José Luis González Macías

Ediciones Menguantes. León. España. 1.ª edición, Octubre 2020

www.menguantes.com

Impreso por Gráficas Eujoa. Tapa dura.

ISBN: 978-84-948534-3-2