Reseña de «Eso no estaba en mi libro de Historia de los Faros» por Eduardo Padial

No puedo referir a Mario Sanz Cruz sin evitar un sano sentimiento de envidia. Farero en activo en el faro de Mesa Roldán (Almería), hablar de él es, necesariamente, hablar de un referente en el mundo de los faros y de todos aquellos y aquellas que nos sentimos atraídos por ellos. Autor de varios libros sobre faros y las costas españolas es, además, un activo “agitador cultural”, participando en distintos medios, tanto escritos como radiofónicos e impulsando, desde Almería, la cultura. Premiado y reconocido en varias ocasiones. Hacer una singladura por su biografía me parece, amén de un atrevimiento, un craso error por parte de este “junta letras”. Una búsqueda en internet nos ofrecerá suficientes datos para acercarnos un poco más a la vida de este farero. Su último libro, “Eso no estaba en mi libro de Historia de los Faros” de la Editorial Almuzara publicado en el año 2020, pertenece a la colección “Eso no estaba en mi libro de Historias de…”, en la que se abordan distintos contenidos históricos y de pensamiento.

En la propia introducción el autor hace referencia a la intención de esta publicación: “…un homenaje a una profesión abocada a la extinción…”. Desde siempre he visto en los faros, además de ser una construcción civil y de servicio, un referente rodeado de cierto romanticismo y paz. Un cierto halo de soledad, tranquilidad… Pues en este libro encontrarás otra visión. Historias trágicas y duras que relatan la vida no siempre fácil de los fareros y sus familias. Sacrificio, penurias e incluso locuras, eran las consecuencias no deseadas de la vida de estos servidores. Héroes y heroínas en muchos casos que más allá del cumplimiento de su deber, se dejaban, literalmente, la vida en ello.

El libro se divide en 6 capítulos, en los que con un lenguaje ameno y sencillo se hacen referencias tanto a la historia de los faros en sí mismo (una buena introducción para centrar el “magro” del libro) como a distintas historias desde la perspectiva de su construcción, las vivencias personales de los fareros y sus familias (trágicas en ocasiones) como en acontecimientos e incidencias que han ocurrido, siempre, estando un faro o el farero (o farera, que también se tiene presente a las primeras mujeres fareras y a las que aún se encuentran en activo) como referente. Incluye al final un capítulo con la relación de los faros en la música, la literatura y diversas expresiones artísticas y de la cultura en general, que nos acerca, más si cabe, a la más que significativa presencia de los faros en distintos ámbitos y una extensa bibliografía. Para mí, además de otros títulos de este farero, es un libro de referencia. Por lo ameno de su lectura, las curiosas historias que se relatan y los datos, muchos desconocidos, que se aportan.

Si eres aficionado a los faros y sus historias, no debe faltar en tu biblioteca “Eso no estaba en mi libro de Historia de los Faros” de Mario Sanz Cruz. Editorial “Almuzara”. 1ª edición: febrero de 2020 Tapa blanda. 347 páginas. ISBN 978-84-17954-39-0

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-20.jpg
Ejemplar que tiene Eduardo en casa

Tanto nosotros como Mario Sanz Cruz, «farero del faro de Mesa Roldán» y autor del libro reseñado, queremos agradecerle a Eduardo Padial su esfuerzo por redactar y compartir con todos nosotros sus impresiones sobre el libro. Un esfuerzo que se verá recompensado y no sólo con palabras.

Reseña de «Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo» por Eduardo Padial

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-P.jpg
Portada del ejemplar de Eduardo
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Portada-book.png
El libro con otros artículos fareros

Hoy os presentamos una reseña sobre un libro que se ha publicado recientemente. Nuestro amigo Eduardo Padial tras leerlo nos ha enviado esta interesante recensión que transcribimos fielmente.

Con más miedo que vergüenza, como diría el torero, me atrevo a hacer una pequeña reseña del libro Breve Atlas de los Faros del Fin del Mundo de José Luis González Macías, editado por Ediciones Menguantes, una editorial independiente especializada en libros de viajes.

Poco puedo decir del autor más que es un joven diseñador gráfico, que se declara “de secano”. Un marinero en tierra, como diría Alberti. Reconoce, él mismo, no poca locura quijotesca al enfrentarse a una obra como esta habiendo vivido siempre lejos del mar. Y lo ha bordado, a mi humilde entender.

La misma edición del libro se ve tratada con mimo. En una excelente edición en tapa dura, con un diseño exterior que ya, de por sí, es muy atractiva. El libro hace un viaje por 34 faros repartidos por toda la geografía, en lugares aislados, alejados e, incluso, un tanto tétricos. Se aleja de la descripción romántica y bucólica de los faros y a un pequeño relato -historias trágicas-, algunas se acompaña con una ilustración (quiero entender que del propio autor) del faro en cuestión. De cada uno de ellos, amén de la historia que lo acompaña, completa su descripción “física” con su localización geográfica (coordenadas), un mapa de situación y una pormenorizada descripción técnica (fecha de obra, puesta en marcha, luminaria, altura…).

El autor tiene el curioso detalle de acompañar el plano alzado del faro con una escala que nos indica tanto su situación sobre el nivel del mar como su comparación con una figura humana, lo que hace ver en muchos de ellos su considerable altura y su contundente construcción.

Un libro muy ameno, que nos permite conocer un poco más la historia de algunos faros, desconocidos algunos, y que creo que no debe faltar en la biblioteca de cualquiera de nosotros, aquellos que admiramos estos edificios que van más allá de la mera construcción civil y que no sólo han prestado y prestan un servicio a las gentes del mar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Kirke-1.jpg
Muy ocurrente la fotografía enviada por nuestro amigo Jesús Zaplana

Breve atlas de los faros del fin del mundo. José Luis González Macías

Ediciones Menguantes. León. España. 1ª edición, Octubre 2020

www.menguantes.com

Impreso por Gráficas Eujoa. Tapa dura.

ISBN: 978-84-948534-3-2

La colección de faros de Eduardo Padial (2ª parte)

Nuestro amigo Eduardo Padial nos ha enviado más fotografías de su colección de objetos relacionados con los faros. A continuación, os presentamos el resto de la colección que tiene en su casa este gran amante de los faros.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-16-416x1040.jpg
Señal de lectura realizada por su hermana en punto de cruz.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-15.jpg
Señales de lectura dibujados a mano.

Eduardo, al igual que en la anterior ocasión ha tenido la deferencia de hacernos breves reseñas sobre sus faros que por supuesto compartimos con vosotros.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-13.jpg
Llavero y chapas de faros. Las chapas tienen más de 20 años. Las compró en un mercadillo.

 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-14.jpg
Una pieza que le costó mucho trabajo encontrar. El antiguo faro de Lego (descatalogado actualmente).

Lo que nos ha llamado la atención es que Eduardo a diferencia de otros coleccionistas también se ha interesado por la historia de los faros. Prueba de ello son los numerosos libros que posee. Hay que decir que algunos son auténticas joyas que no se pueden conseguir en la actualidad; por suerte, otros los podemos adquirir en las librerías.

El primer libro de faros que compró fue <Los faros españoles: historia y evolución>. Como anécdota, nos cuenta que lo adquirió a través de una amiga del Ministerio del Interior y tuvo que explicarle para qué lo quería. Nunca entendió aquella pregunta.

¡Enhorabuena! Por la gran cantidad de objetos que posees y sobre todo por hacernos partícipes al mostrarnos todas tus adquisiciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-24.jpg
Un curioso catálogo de una exposición de faros del antiguo MOPU. Presenta los proyectos de remodelación de una serie de faros.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-23.jpg
Libro que recoge algunos fotógrafos del reportaje del mismo. La película fue seleccionada para los Goya del 2012. Nunca fue proyectada en círculos comerciales y solo pudo verse en exposiciones. La productora en comunicó que los derechos los tiene una cadena y no tiene intención, por ahora, de proyectarla. Hay un precioso reportaje en YouTube.

A continuación, os mostramos lo que Eduardo considera que son sus tesoros más queridos. Dos gorras del -United States Lighthouse Service- Servicio de faros de USA, compradas por correo a una tienda americana. Recuerda que les pidió el catálogo [que desgraciadamente no conserva porque lo perdió en una mudanza] y, a la vuelta de correo, las adquirió. ¡Y todo por correo postal!. Antes las cosas funcionaban de manera mucho más tradicional.

Eduardo-26.jpg
Sin lugar a dudas. Estas gorras son la joyas de la corona.

 

Eduardo-27.jpg
Dos objetos muy difíciles de conseguir para aquellos que no hayan ido a los Estados Unidos.

Eduardo además nos dice que:  tiene copia digital de algunas películas que giran en torno a los faros. Clásicas y proyectadas hace poco.

Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros con la variedad de objetos que amablemente ha compartido Eduardo. Y desde aquí, queremos agradecérselo una vez más.

La colección de faros de Eduardo Padial (1ª parte)

Un gran amante de los faros nos ha hecho llegar fotografías de su impresionante colección de objetos relacionados con los faros. Nos referimos a Eduardo Padial. Este amigo nos ha enviado una interesantísima selección de fotografías de su vasta colección de objetos relacionados con los faros.

Eduardo ha tenido la deferencia de hacernos breves reseñas sobre sus faros. Así que creemos que lo mejor es incluirlas junto con las imágenes para poder identificarlos mucho mejor.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-7.jpg
Una vitrina que bien podría estar en una sala de un museo.

El faro de bronce con la peana de metacrilato es un regalo de protocolo del Ayuntamiento de Málaga. En primer plano, a la derecha, podéis dos piezas de un ajedrez que regaló el diario Sur [son la torres representadas por la Farola de Málaga].

En su colección hay todo tipo de objetos. Si os fijáis bien en los faros podréis apreciar que no son los típicos faros decorativos. Así, el primero de la izquierda es una lámpara.

El faro con rayas rojas horizontales tiene una particularidad.. ¿la apreciáis? Es un pequeño encendedor y lo curioso es que se ilumina cuando se enciende.

¿Os llama la atención el faro de la imagen central? Si, verdad, pues es un regalo que le hizo el hijo menor de Eduardo, sabiendo el amor que su padre profesa hacia los faros.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-12.jpg
El faro de Torrox dibujado en una piedra

 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-12-mas.png
Detalle del faro de Torrox

 

 

 

 

 

 

 

El faro de Torrox… a simple vista no deja de ser un dibujo sobre una piedra pero la característica de este objeto es que Eduardo cogió esa piedra de la playa que hay junto al faro.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-18.jpg
Faro de Calella
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Eduardo-17-1040x462.jpg
Faro Punta Dungeness y faro Evangelistas

 

 

 

 

 

 

 

En la colección tienen cabida todo tipo de objetos: como libros, marcapáginas e incluso sellos. Aquí os mostramos varios sellos con imágenes de faros, uno del faro de Calella en España y los otros son: del faro Punta Dungeness y del faro Evangelistas ambos en Chile.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es edu-chapa-1040x585.jpg
La colección de objetos de Eduardo no deja de crecer

Esperamos que hayáis disfrutado al igual que nosotros de todos estos objetos. Muchísimas gracias Eduardo por molestarte en fotografiar estos objetos de tu colección y sobre todo por compartirlos con nosotros.